El calzado de seguridad es el que incorpora elementos para proteger al usuario de las lesiones que puedan ocasionar los accidentes. Están equipados con topes de seguridad y diseñados para proteger frente al impacto, perforaciones…

Cada modelo de calzado atiende a una clasificación distinta que indica el nivel de protección según la norma UE 2016/425.

CLASIFICACIÓN EPI. REGLAMENTO (UE) 2016/425

CATEGORÍA 1

Es un diseño sencillo. El usuario puede juzgar por sí mismo su eficacia contra riesgos mínimos, o contra aquellos riesgos cuyos efectos, cuando sean graduales, pueden ser percibidos a tiempo y sin peligro para el usuario. Además, no tienen que ser sometidos a un examen UE de tipo.

CATEGORÍA 2

Tienen que ser sometidos a un examen UE de tipo y tendrán que disponer del certificado UE, declaración de conformidad, marcado CE y folleto informativo.

CATEGORÍA 3

Son EPIs de diseño complejo que protegen de los peligros mortales o de daños irreversibles para la salud (bomberos, motosierras, fundición…).

NORMA UNE-EN ISO 20345 – CALZADO DE SEGURIDAD

El calzado de seguridad que se enmarca en esta norma debe cumplir una serie de requisitos básicos y requisitos adicionales.

REQUISITOS BÁSICOS

Enumeran los valores mínimos que debe cumplir el calzado en lo referido a diseño (corte, tacón…), calzado completo (propiedades de la suela, protección de los dedos, estanquidad…), corte (espesor, resistencia al rasgado…), forro de pala y forro trasero (resistencia a la abrasión. pH…), lengüeta (resistenvia a la tracción, contenido en Cromo) y suela (resistencia, hidrólisis…).

REQUISITOS ADICIONALES

Dentro de lose requisitos adicionales, también nos encontramos con una clasificación que divide el calzado según los materiales de los que está compuesto.

Además, dentro de cada clase nos encontramos con las categorías que clasifican el grado de protección del calzado. Dentro de la clasificación I encontramos las categorías S1, S2 y S3, y dentro de la clasificación II encontramos las clases S4 y S5. Las letras entre paréntesis son las abreviaturas de las propiedades que pueden llegar a aplicarse siendo de una categoría distinta a la especificada. Por ejemplo, nuestro modelo 1050 tiene un nivel de protección S1P, que aunque sea de categoría S1 incluye resistencia a la perforación (propiedad de la categoría S3).

Además, nuestro calzado también se ha testeado con los métodos de ensayo SRA y SRB, teniendo todos los modelos la categoría SRC.

NUESTRO CALZADO

Atendiendo a estas clasificaciones, dejamos un resumen de todos nuestros modelos de calzado y las normas que cumplen:

S1P – EPI de categoría 2

En este apartado os mostramos el calzado dentro de la categoría S1, que además incluyen resistencia a la perforación:

Ref. 1027M

Más información

Ref. 1051C

Más información

S2 – EPI de categoría 2

S3 – EPI de categoría 2

Solicítanos información sobre tarifas, ofertas y detalles del calzado a través del teléfono 961 869 099 o del correo electrónico info@chintex.es.